desvirtualización de la realidad

Uno de los más curiosos efectos de la sequía que asola últimente a mis praderas es el cambio de percepción que se produce tras pasar la temible frontera del mes de falta de lluvias. Al principio los cambios son apenas perceptibles pero siempre hay algún hecho que te hace darte de bruces con la cruda realidad de que puede que estés a dos velas y que los hombres que te rodean no parecen acercarse ni lo más mínimo a tu campo de acción e interés habitual. Para mí, este hecho no ha sido sino el haberme sentido atraída (atención señores pasajeros: agárrense a sus asientos  y abróchense los cinturones) por un hombre rubio! Si asombrados y completamente anonadados telespectadores, hace dos días me sentí atraída por un miembro del sexo opuesto cuyo miembro respectivo se supone rodeado de ambarino y leonino color por así decirlo.

Dado que esto se contrapone completamente a cualquier otro miembro de interés para mi persona, no puedo sino derivar la teoría de que la falta de endorfinas postcoitales mancilleras producen una desvirtualización de la realidad percibida por nuestro cerebro digna de un chute de metadona en pleno músculo ciliar. De ahí que creo no haberlo enfocado bien.

Seguiré informando de los síntomas de esta extraña enfermedad erasmus nunca antes vista.

No tengo nada que decir en mi defensa, sólo que llevo una semana con fiebre y que los hombres de este país no me gustan leñe!Excepto ESE rubio.

XOXO

~ por unastripperenelsupermercado en 11 octubre, 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: